Solución de medida para entornos de alta tensión

HBK (Hottinger, Brüel & Kjær Ibérica S.L.U.), compañía surgida tras la fusión de HBM y Brüel & Kjær, anuncia el desarrollo del nuevo interrogador óptico MXFS que está especialmente indicado en aplicaciones de monitorización de salud estructural y validación térmica.

Junto a los sensores ópticos newLight con tecnología de fibra de rejilla de Bragg (FBG) y al software de la compañía, el interrogador completa el equipamiento necesario para una cadena continua de suministro de medida.

El nuevo interrogador optoelectrónico es capaz de obtener lecturas de una amplia red de sensores ópticos FBG de, por ejemplo, deformación, temperatura, desplazamiento, aceleración o inclinación, conectados mediante distintas líneas de fibra óptica.

Además, todos los datos se pueden adquirir simultáneamente. Durante este proceso, el interrogador mide la longitud de la onda de luz que reflejan los sensores ópticos y la convierte a unidades técnicas. Posteriormente, transmite las lecturas a través de Ethernet o FireWire para archivarlas, analizarlas o exportarlas, con ayuda de la interfaz de software.

Y, con una configuración adecuada de módulos QuantumX, es posible integrar el interrogador con distintos protocolos de comunicaciones, como PROFIBUS o CANbus.

Por lo tanto, el MXFS, que resulta ideal en entornos de alta tensión, garantiza la medición a larga distancia y permite alojar cientos de canales en un solo módulo en aplicaciones de monitorización estáticas y dinámicas.

Siendo inmunes a las interferencias electromagnéticas y pudiéndose utilizar en condiciones ambientales adversas, incluso con atmósferas altamente explosivas, los sensores newLight se pueden instalar en prácticamente cualquier red de sensores y proporcionar medidas precisas y de alta resolución durante largos periodos de tiempo.

Gracias a su compatibilidad con los cables de comunicaciones estándares, resultan muy asequibles, en especial en aquellas aplicaciones con un gran número de canales.

Written by